Cómo funciona el vuelo en las aves

Una capacidad que tienen muchos animales que siempre ha fascinado al ser humano es la capacidad de volar, en este artículo explicaremos cómo funciona el vuelo en las aves. 

Es muy interesante saber que en el planeta hay más animales que vuelan que las que no pueden volar. Dentro de este grupo están las aves, los murciélagos y los insectos. De cada 4 especies de animales, 3 pueden volar, la mayoría de los animales que pueden volar son insectos, y la minoría son las aves, hay distintas especies, distintos tipos de vuelos, hay incluso algunas aves pequeñas como el colibrí que tienen la capacidad de permanecer inmóviles en el aire gracias a su vuelo especial que poseen.

Mecanismo del vuelo

Los músculos que permiten el vuelo están unidos al esternón en una especie de quilla, cuando estos músculos se contraen las alas realizan el movimiento de descenso que hace al animal impulsarse hacia adelante, y al relajarse la musculatura el ave retorna las alas hacia atrás y hacia arriba. A la vez las plumas generan la aerodinámica respectiva para mantenerse en el aire, la cola sirve de empuje y equilibrio. Estos y otros elementos hacen posible el vuelo en las aves.

Podemos dividir el vuelo básico de trayectoria ondulada de algunas especies en los siguientes periodos:

  • Propulsión: El ave bate sus alas enérgicamente para ganar altura progresivamente.
  • Alas batiendo: La mayor presión se producirá cuando las alas estén batiendo hacia abajo.
  • Alas plegadas: Aquí el animal conserva el impulso del periodo anterior, dejándose caer para ahorrar energía
  • Descanso: Son momentos muy cortos en que las alas están en reposo, para volver a batirlas y ondular hacia arriba cuando inicie a perder impulso.
Mecanismo del vuelo en las aves
Mecanismo de vuelo batido (Fuente)

Dato: El colibrí puede llegar a batir sus alas hasta 4.800 veces por minuto. Incluso durante el cortejo puede llegar a batir hasta 200 veces por segundo.

Colibrí volando
Colibrí en vuelo de vibración o inmóvil (Fuente)

Las alas

La capacidad de volar principalmente se debe a las alas, que son una maravilla de ingeniería divina, que son solidas y a la vez livianas, capaces de soportar grandes deformaciones sin quebrarse, con ramificaciones excelentes, además que también sirven para proteger la piel delicada de las aves.  Una pluma puede tener:

  • Barbas
  • Barbillas
  • Barbicelos
  • Garfíos
Anatomía pluma de ave
Anatomía de una pluma de ave (Fuente)

La cantidad de plumas de una ave puede variar bastante, por ejemplo un colibrí puede tener 940 plumas mientras que un cisne puede alcanzar las 25 mil plumas. Las plumas remeras y timoneras son cambiadas en la primavera de a pares respectivamente (porque si cambiasen una y luego la otra sería un desastre para el ave).

Hay tres tipos de plumas básicamente:

  • Remeras: Son las que están en las alas diseñadas para el vuelo.
  • Timoneras: Son las que están en la cola que ayudan en el empuje y la sustentación del ave.
  • Coberteras: Son las plumas que recubren el cuerpo, son similiares a las remeras.

Los Huesos

Las aves tienen que ser ligeras para poder iniciar y mantener el vuelo, por ello también necesitan que sean ligeros los huesos que poseen, estos son firmes, huecos y con paredes delgadas.

Hueso ave voladora
Vista interna del hueso de un ave (Fuente)

Pulmones y respiración

Algo que ayuda considerablemente el vuelo en las aves, es que poseen 2 pulmones y a la vez de 9 a 11 sacos aéreos que son las que ocupan la mayor parte de la cavidad del cuerpo, llegando a penetrar incluso al interior de los huesos.

Cuando estamos en un vehículo y sacamos la cabeza para respirar, mientras más rápido avance el vehículo más difícil se nos hará inspirar aire, a causa de la presión del viento, las aves no tienen este problema gracias a la respiración unidireccional, que es un mecanismo que funciona de la siguiente manera:

  • El aire inhalado llega a los bronquios de donde pasa a los sacos aéreos posteriores del cuerpo.
  • El aire aire que está en los pulmones es removido a los sacos aéreos anteriores.
  • Ahora, durante la exhalación el aire de los sacos posteriores llega a los pulmones mientras que los sacos anteriores vacían el aire al exterior

Es mediante este mecanismo maravilloso en que el aire siempre circula en el cuerpo proporcionando oxígeno permanentemente al ave.

sacos aéreos de aves
Anatomía de los sacos aéreos de un ave (Fuente)

Es necesario mencionar también que ya que las aves vuelan por las alturas alejadas de la superficie terrestre, deben tener una buena visión. Por ejemplo, para capturar a lo lejos a sus presas necesitan gran visión, un gavilán puede tener 8 veces mejor visión que el ser humano, es como tener un telescopio y un lente de aumento integrado ya por naturaleza en el ojo. ¿No es impresionante en vuelo en las aves?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *