Así se mantienen en calor los osos polares

Los osos polares (Ursus maritimus)  son mamíferos, y estos son endotérmicos, es decir, ellos mismos regulan y mantienen su temperatura corporal aún dependiendo si la temperatura de su ambiente llega a cambiar. Existen diseños especializados para conservar el calor en los osos polares ya que debe mantener el calor lo más posible, ya que deben llegar a soportar temperaturas ambientales de hasta -60°. En este artículo veremos cómo es que el calor en osos polares se mantiene aun en climas árticos.

Osos polares

Oso polar [Fuente]

Factores de conservación de calor en los osos polares

  • Reservas de grasa: Es una de las mayores fuentes de conservación de temperatura que poseen, deben lograr alimentarse en el verano para llegar a acumular una capa de tejido adiposo en la piel, entre 11 y 15 centímetros, esto le permitirá pasar el invierno. Los principales lugares donde se encuentran las reservas de grasa están en los muslos y abdomen.
  • Vías respiratorias: Hay membranas especializadas que calientan el aire hasta humedecerlo antes de que lleguen a los pulmones.
  • Temblor muscular: Cuando la temperatura corporal baja, ocurre un mecanismo en el cuerpo de los osos (y en muchos mamíferos, incluso en los humanos), que hace que los músculos realicen rápidas y pequeñas contracciones, de esta manera se produce calor.
  • Patas pequeñas: Al ser las patas pequeñas, el oso polar pierde menos calor por el contacto con la superficie congelada.
  • Control de temperatura: En el cerebro hay lugar llamado hipotálamo que al igual que en los humanos, se encarga de equilibrar la temperatura en el cuerpo, este órgano nervioso se encarga de activar el temblor muscular o usar las reservas de grasa por ejemplo, en casos cuando la temperatura corporal desciende, y también otros mecanismos que ayudaran a mantener la temperatura.
  • El pelaje del oso polar: Uno de los factores de gran importancia a la hora de evitar el descenso de temperatura en el cuerpo del oso polar a causa del frígido ambiente donde habita, es su pelaje, que consta de dos capas:
    • Recio pelaje exterior, que tiene la característica de ser grueso y áspero, este sirve para no permitir la entrada de tierra y otros elementos, además esta capa es impermeable, que ayuda a la hora en que el oso polar se sumerge al agua en busca de presas.
    • Fino pelaje interior, esta capa es sumamente densa y aísla del frió.
Fotografía microscópica del pelo hueco del oso polar

Fotografía microscópica del pelo hueco del oso polar [Fuente]

Es bueno resaltar que los pelos del oso polar son ahuecados y contienen aire en su interior, gracias a este diseño aumenta el aislamiento de la capa interior. Además el color del pelo del oso polar no es blanco, sino que es transparente para lograr atrapar la mayor cantidad de calor de la luz del sol. El color de la piel es negro, ya que el negro retiene mejor la radiación del sol. Todas estas características explicadas, nos brindan la evidencia de un diseño inteligente capaz de diseñar a este animal. ¿Qué opinas?

También te podría gustar...